Fc barcelona

Cómo el FC Barcelona perdió a la estrella de la Champions League Rodrygo ante el Real Madrid

Cómo el FC Barcelona perdió a la estrella de la Champions League Rodrygo ante el Real Madrid

Rodrygo, la perla del Real Madrid, es la comidilla de la ciudad después de su heroísmo contra el Manchester City en el partido de vuelta de semifinales de la Liga de Campeones en el Bernabéu el miércoles por la noche.

Nuevamente saliendo desde el banquillo y dando la vuelta a la eliminatoria, como había hecho ante el vigente campeón, el Chelsea, en cuartos de final, el brasileño marcó un doblete en los minutos 90 y 91 que forzó la prórroga antes de que Karim Benzema anotara en el 95. Penalti que metió a los blancos en la final ante el Liverpool al ganar por 6-5 en el global.

“Estoy muy feliz de poder marcar dos goles en la semifinal y llevar al Madrid al lugar al que siempre pertenece, la final de la Champions, y ganarla”, dijo el joven de 21 años después del partido. .

«No podía escuchar lo que me decían mis compañeros porque no podía creer lo que estaba pasando. Estábamos perdiendo el partido». [before] mi primer gol en el minuto 90 y estábamos muertos, y luego pasó lo que pasó».

“Esa es mi mejor versión de mí mismo en la Champions League y espero poder seguir marcando muchas más veces. Con esta camiseta aprendemos a luchar siempre hasta el final y así fue. muerto, pero con mi primer gol empezamos a creer porque hemos peleado en otros partidos y luego vino el segundo», agregó.

Pero como DEPORTE tener revelóel aspirante a la Copa del Mundo de Qatar 2022 podría haber estado realizando estas hazañas con una camiseta blaugrana en su lugar, con el FC Barcelona perdiendo por poco su firma en 2018 ante los amargos rivales de Madrid.

Temiendo perder al próximo ‘nuevo Neymar’ después de perder el control del delantero del Paris Saint Germain a principios de la década, el presidente del Madrid, Florentino Pérez, sorprendió al mundo del fútbol cuando pagó un total de 120 millones de euros (127 millones de dólares) por Vinicius Jr y Rodrygo de Flamengo. y Santos respectivamente antes de cumplir 18 años.

Después de que un miembro de la plantilla de Vinicius «traicionara» al Barça en 2017, los culés se fijaron en Rodrygo y tenían un principio de acuerdo con el jugador y su familia.

Todo lo que quedaba por hacer era comenzar las negociaciones con su club Santos, que también produjo a Neymar de su mundialmente famosa academia, pero el entonces presidente José Carlos Peres le dijo al Barça que se refiriera a la cláusula de rescisión de 50 millones de euros (53 millones de dólares) de Rodrygo.

Debido a una floreciente relación con el campo de Rodrygo, el Barça quería que presionaran a Santos para que aceptara vender a Rodrygo y cerrar la puerta a cualquier otra parte interesada.

Dado que el Madrid acababa de pagar por Vinicius meses antes, no había sensación de que pagarían una cantidad similar por un Rodrgyo de edad similar, pero una reunión en Liverpool de todos los lugares lo cambió todo.

En la víspera de la Copa del Mundo de 2018, Brasil estaba en la ciudad para jugar contra Croacia en un amistoso de preparación que ganó 2-0. Y aunque Rodrygo era demasiado joven para la selección absoluta de la Seleção, Peres estuvo presente y se reunió con el director general del Madrid, José Ángel Sánchez.

En la breve reunión, Sánchez ofreció 40 millones de euros (42,5 millones de dólares) por Rodrygo, de los cuales la mitad se pagaría por adelantado de inmediato, y el presidente de un equipo con problemas de liquidez que estaba a punto de ser despedido por mala gestión aceptó de buena gana.

Debido a que el Barça tuvo problemas financieros en ese momento después de pagar las primas de Phillipe Coutinho y Ousmane Dembele, no pudieron igualar esto ni las ofertas personales de un bono de firma de 8 millones de euros (8,5 millones de dólares) y 8 millones de euros en comisiones a los agentes de Rodrygo que administró el Madrid. al séquito de Vincius Jr también.

Supuestamente, el padre de Rodrygo llamó al Barça para disculparse por cambiar de dirección y romper su acuerdo verbal. Pero el resto, como dicen, es historia con la llegada de la familia Goes a la capital española el verano después de que el prodigio cumpliera 18 años a principios de 2019.